Antena Web: conectando el mundo con el mundo



Salud en Caja 44: La importancia de tomar agua


por Alejandra Gonsález en 21-10-2020 a 20:15

El agua es fundamental para que nuestro organismo funcione correctamente ya que cada célula que compone nuestro cuerpo necesita del agua para funcionar adecuadamente. De ahí surge la necesidad de estar bien hidratados sobre todo en épocas de verano.

Una persona se puede deshidratar cuando tiene fiebre elevada, vómitos y diarreas importantes, especialmente los niños y adultos mayores, también puede suceder con las altas temperaturas en verano si la ingesta de agua no es suficiente.

El agua cumple varias funciones en nuestro organismo entre las cuáles se encuentran: regula y mantiene la temperatura corporal, posibilita el transporte de los nutrientes a las células, elimina los deshechos a través de la orina, la transpiración y las evacuaciones intestinales, lubrica y amortigua las articulaciones, protege los tejidos sensibles. La falta de líquido puede producir deshidratación haciéndonos sentir más cansados y con falta de energía.

Cuánta agua tomar por día depende de una serie de factores como la edad, la actividad física, el estado de salud y la temperatura ambiental entre otros. Un adulto tendría que tomar entre 2 y 3 litros de agua diarios. Si está bajo el sol o practica ejercicio debe ingerir un aporte extra de líquido sin esperar a tener sed. El agua aportada por las frutas y verduras suele ser de un litro aproximadamente. En verano es importante tomar agua periódicamente.

Debido a que la falta de agua puede producir deshidratación hablemos de los síntomas de la misma para detectarla a tiempo y actuar en consecuencia, leve a moderada sed, disminución de la sudoración, elasticidad reducida de la piel, disminución de la producción de orina y sequedad de la boca. El color de la orina es un buen indicador de la falta de líquido. Si es clara y transparente está bien en cambio si es amarilla u oscura no estamos tomando la cantidad de líquido requerida. Además, la presión arterial desciende provocando mareos o desmayos, shock y daño en órganos internos como riñones, hígado y cerebro.

Los niños necesitan beber más agua que una persona adulta ya que están en constante movimiento.


Comentar





Voltar página anterior