Antena Web: conectando el mundo con el mundo



Salud en Caja 41: Tabaquismo.


por Alejandra Gonsález en 13-10-2020 a 19:50

Otro de los hábitos que contribuye a un estilo de vida con consecuencias perjudiciales para la salud es el consumo de tabaco. El tabaquismo es una enfermedad adictiva, crónica y recurrente, que en el 80% de los casos se inicia antes de los 18 años de edad y que se mantiene merced a la dependencia que produce la nicotina y cuyas principales manifestaciones clínicas son: trastornos cardiovasculares, trastornos respiratorios y aparición de tumores en diversas localizaciones. Tiene una alta prevalencia que varía en los diferentes países de acuerdo a criterios sociales, económicos y culturales.

Es la principal causa de muerte prematura y evitable en los países desarrollados. La O. M. S. estima que mueren 9,5 millones de personas al año. Se prevé que si continúan las tendencias de consumo en alza en el 2030 morirán 10 millones de personas que ocurrirán en los individuos que fuman actualmente.

El tabaquismo se asocia a más de 25 enfermedades siendo responsable del 90% de la patología tumoral, del 75% de los procesos clasificados como bronquitis crónica o enfisemas y del 25% de los síndromes coronarios agudos.
El principio activo del tabaco es la nicotina que actúa de manera agresiva sobre el sistema nervioso central. La nicotina no guarda relación con el consumo de otras sustancias como la mariguana y la cocaína, pero si con el alcohol. El tabaco es una droga legal socialmente compartida y aceptada en nuestro medio.

El fumar deja de ser un hábito cuando la actividad se vuelve una necesidad o se convierte en una dependencia. Hay 2 tipos de dependencia: la psicológica que aparece primero lleva tiempo en función de muchos factores de la exposición continua a la sustancia, de la dinámica que le permita acceder a ella y de una serie de cambios sociales que le impone el consumo de la sustancia. Mientras que la dependencia física se siente cuando el organismo le demanda su consumo.

El consumo de tabaco es la principal causa de enfermedad, discapacidad y muerte en el mundo. Sin embargo, muchos de los consumidores desconocen las graves consecuencias que produce su consumo continuado, tales como síndrome de abstinencia, ansiedad, irritabilidad, dolor de cabeza, aumento de apetito, falta de concentración, insomnio, lesiones arterioescleróticas con afectación cardio-vascular, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (epoc) aumento de riesgo de cáncer, problemas y riesgos altos en el embarazo.

El tabaco es uno de los productos nocivos que siguen siendo de gran demanda a nivel mundial afectando la salud no sólo de quienes lo consumen sino también de quienes están expuestos al humo (fumadores pasivos).

No es fácil dejar de depender del tabaco, pero con la ayuda de especialistas en conductas adictivas, terapias, grupos de apoyo, apoyo familiar y charlas, podrás salir adelante y abandonar definitivamente el tabaco.


Comentar





Voltar página anterior