Antena Web: conectando el mundo con el mundo



Salud en Caja 34: Accidente cerebro-vascular.


por Alejandra Gonsález en 15-09-2020 a 02:12 (14-09-2020 a 20:12 en México)

El accidente cerebro-vascular es una lesión en el cerebro que es ocasionada por la interrupción de la irrigación sanguínea en alguna parte del cerebro. Al no poder recibir los nutrientes y el oxígeno correspondiente las células cerebrales comienzan a morir rápidamente. Esto puede causar un daño severo al cerebro como discapacidad permanente e incluso la muerte.
es fundamental recibir tratamiento a la brevedad ya que del mismo depende el salvar una vida e incrementar la posibilidad de una rehabilitación y recuperación exitosa.

Existen dos tipos de accidente cerebro-vascular: el isquémico y el hemorrágico. El primero es causado por un coágulo que bloquea o tapa un vaso sanguíneo en el cerebro. El 80% de los ataques cerebrales son isquémicos. Mientras que el segundo es causado por la rotura de un vaso sanguíneo que sangra en el cerebro.

Ciertos factores incrementan el riesgo de sufrir un a. c. v. como la hipertensión, que constituye el principal factor de riesgo. Luego se encuentran la diabetes, enfermedades del corazón: la fibrilación auricular y otras afecciones cardíacas pueden provocar coágulos de sangre que conduzcan a un ataque cerebral. Fumar ya que el tabaquismo daña sus vasos sanguíneos y aumenta su presión arterial. Antecedentes familiares de a. c. v. En cuanto a la edad el riesgo aumenta a medida que se envejece. El uso de alcohol y drogas ilegales, el sedentarismo, colesterol elevado, dieta poco saludable, tener obesidad son otros de los factores de riesgo para padecer un a. c. v.

Pero cuáles son los síntomas de un a. c. v?

Con frecuencia los síntomas ocurren rápidamente. Algunos de ellos son: entumecimiento o debilidad repentina de la cara, brazo o la pierna (especialmente a un lado del cuerpo), confusión repentina, dificultad para expresar o comprender el lenguaje, problemas repentinos para ver con uno o ambos ojos, dificultad repentina para caminar, mareos, pérdida del equilibrio o coordinación, dolor de cabeza severo y repentino sin causa conocida.

Los tratamientos disponibles para esta afección incluyen: medicamentos, cirugía y rehabilitación.


Comentar





Voltar página anterior