Antena Web: conectando el mundo con el mundo



Salud en Caja 25: Invierno y adultos mayores.


por Alejandra Gonsález en 25-06-2020 a 03:03 (24-06-2020 a 21:03 en México)

Sensación de frío en personas mayores. El proceso de envejecimiento altera el metabolismo basal y como consecuencia el sistema de yermorregulación corporal y su capacidad para percibir la temperaturaambiente por lo que tienen mayor dificultad de adaptación al frío o el calor. Bien porque baja la propia temperatura corporal o porque alguna enfermedad no les permite ponerse prendas de abrigo o a raíz de que les cuesta establecer con claridad la diferencia entre el frío y el fresco. Es frecuente que las personas mayores tengan una sensación de frío. Incluso cuando la temperatura ambiente es suave. Se produce un adelgasamiento de la piel con propensión a la sequedad que conlleva a una pérdidade la función de los receptores cutáneos de la temperatura lo que dificulta la percepción de la temperatura ambiente, por tanto la capacidad de afrontar los cambios bruscos de temperatura.
Es necesario vigilar la temperatura de las casas donde viven personas mayores. A medida que disminuye la temperatura corporal aumenta el riesgo de padecer enfermedades. Cuando las temperaturas son bajas el organismo reacciona perdiendo calor y esto causa una contracción de los vasos sanguineos que irrigan la piel para tratar de mantener la temperatura corporal. Ello obliga al corazón a bombear más sangre produciendo un aumento de la preción arterial (hipertensión) aumentando el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular. La artrosis empeora con el frío, en especial con los cambios bruscos de temperatura.algunas patologías propias de los adultos mayores como artritis y enfermedad de párkinson entre otras que afectan su capacidad e movimiento, pueden plantearles serios problemas al momento de ponerse ropa de abrigo o incluso de protegerse del frío en lugares más calientes.
Otras enfermedades como la diabetes y el hippotiroidismo favorecen el hecho de que el cuerpo no pueda mantenerse caliente aumentando la sensación de frío.
Todas estas circunstancias pueden incrementar la sensación de frío en las personas mayores y hacer que su cuerpo se enfríe hasta llegar a formas lebes de hipotermia sin necesidad de estar al aire libre. Se presentan ciertos síntomas como somnolencia, respiración superficial, confusión, pulso débil, rigidez en las extremidades y dificultad para moverse. Quien padezca hipotermia necesita atención médica inmediata pues si no se trata puede agravarse y causar incluso la muerte.


Comentar





Voltar página anterior